jueves, agosto 23, 2007

21-06-2007



el sabado ibamos a ir a white a una charla sobre el proceso y el eternauta que era a las 18hs.
18:30hs llega fabricio con el dodge amarillo y dice
-vamos a white, pero antes tenemos que arreglar las luces que no andan
asi que con germán tambien intentamos arreglar las luces, estamos como 40 min enchufando cablecitos y nada. Ya era tarde y no daba para andar en la ruta sin luces. Así que cargamos 2 botellas y vamos en el auto hasta una despensa y compramos dos birras. un rato despues nos encontramos bordeando la cancha de golf tomando birra. Andaban solo las luces altas, asi que fabricio, el conductor, manejaba y con un dedo apretaba la palanquita de las luces altas cada tanto para ver el camino. terminó la cancha de golf y encontramos una tranquera abierta sin cartel que anunciase lo que era. nos metimos. asi fue.
Hacía un frio de cagarse de frio. entramos en un lugar raro, había grandes descampados de pasto donde las liebres corrian libremente, sí, había liebres, había también caminos los cuales recorrimos en el auto, subidas y bajadas, cada tanto fabricio apretaba el botón de la luz para que no ocurra ninguna desgracia. despues de un rato llegamos a un lugar dónde tuvimos que frenar,

nos bajamos del auto, estaba todo oscuro y arriba el cielo mostraba miles de estrellas, y con todo el tornillo del mundo nos fumamos unos puchos ahí. asi fue.
frenamos porque había un cartel que anunciaba una antena que tambien estaba ahí, y por eso frenamos, el cartel prometía electrocución si pasabamos de ahí, por eso frenamos. después de los puchos pertinentes y unas fotos, nos subimos denuevo al dodge amarillo y emprendimos el regreso.
encontrar el mismo camino por el que habíamos llegado era casi imposible, y acaso nos interesaba?
Había un caminito que subía, que subimos, que llevó a una calle de asfalto, que seguimos, donde nos pasó una motoneta no muy diferente a cualquier motoneta.
-sigamosla, a ver por dónde salen.
la calle terminaba en un policía que tenía el dominio de una puerta de alambre tejido. La abrió y salió la motoneta con sus dos tripulantes, acobachamos la birra, vino el poicía y nos dijo que no podíamos salir por ahí, que vayamos por el otro lado.
-ok- dijo fabricio con cara de saber exactamente dónde estabamos y de qué otra salida estaba hablando. y dimos la vuelta.
desde ahí se veía la calle sarmiento o cabrera o como se llame.
recorrimos la calle de asfalto pero alrevés de como la conocíamos y salimos del complejo por el barrio palihue si no me equivoco.
fuimos a comprar otras dos cervezas

no ibamos a encontrar mejor lugar que del que habíamos salido para tomar esas birras, asi que propuse mostrales la escuela dónde trabajo que queda lejos. y fuimos y nos tomamos las birras ahí, en la puerta de mi escuela. nada tenía que ver con nada. es como ir al teatro y encontrarte al kiosquero de al lado de tu casa en el mismo palco y de saco y corbata.
asi fue (como diría el finado vonneguth)
volvíamos y se hacía la hora de la cena y entonces fuimos a un super y compramos dos birras más, un whisky piola y dos paquetes de ñoquis.
y nos fuimos a casa
asi fue

2 comentarios:

Marie dijo...

qué bueno ver que este espacio vuelve a tener movimiento!

un beso Pedro
se extrañaba

patricia dijo...

Patopetreo visitame que ahora soy de la casa!