domingo, octubre 15, 2006

tardecita



Sobre la baldosa flota
vuela se deshace
la ceniza de cigarrillo



El viento arremolina
en el cenicero



Así la tarde
cada mate
de sabor casi estático
suenan amarillos
los caireles



A un costado
el aloe
gotea




la tarde de esfuma
como el humo y la ceniza



una canción
no sé la letra
se me presenta
solo puedo tararearla bajito




sí sí
fue una tarde chiquita
como las reposeras tambaleantes
de mate cortito
tarde toda
hecha de mostacillas

3 comentarios:

Marie... dijo...

:)
que belleza Pedrín

:)
me voy contenta

rosi dijo...

la belleza de las cosas simples, la belleza de lo cotidiano,pero claro... hay que saber ponerlo en palabras.Muy bueno lo suyo

ju dijo...

el texto y la foto son maravillosos


me encantan esas tardes simples