miércoles, agosto 02, 2006


un cortito
escrito el verano pasado creo



.....




el calor instalado

desde la eternidad pareciese

padre de la estática

del silencio tosco de la tarde

hasta las aves

tendidas a la tibia sombra de un árbol

en las macetas las flores

que han sido apagadas en colores opacos

y toda la ciudad que duerme

se ablanda lenta

en el perezoso transcurrir del tiempo

2 comentarios:

Marina dijo...

Pedro mentiroso! "No voy a subir nada, no voy a subir nada", te pegó el blog!!!

Ese fuego tremendo para el calor? Ugh, me dio una sensación de siesta del verano repesada que me reconcilia con el frío!

Lo mejor: sombra tibia.

Marie... dijo...

y todo parece derretirse
todo se mezcla
el alquitrán de las calles
en mis zapatos
sopor de siesta
ciudad desierta

todo eso pensé mientras leía

un beso enorme!